sábado, 29 de agosto de 2015

“Cartas de amor” - Dylan Thomas


Dylan Thomas es uno de mis poetas y escritores favoritos, su trabajo habla por sí solo y su vida llena de excesos y polémica le otorga un plus y una agresiva realidad a todo lo que escribió, sus últimas palabras antes de morir por un coma etílico fueron “He bebido dieciocho vasos de whisky: creo que es todo un record” algunos estudiosos de su vida aseguran que lo hizo con toda la intención de suicidarse ya que venía arrastrando una fuerte depresión desde hacía mucho tiempo. Su trabajo como poeta fue excepcional, toda su obra se encontraba enmarcada en cambios de ritmo permanentes, las metáforas fueron su marca y como buen gales tuvo una imaginación absoluta, su poesía la respeto tanto como respeto y admiro a un José Antonio Ramos Sucre o a Fernando Pessoa, fueron poetas únicos que se convirtieron en clásicos de las letras eternamente. Como escritor no posee una obra extensa pero todas y cada una de ellas tiene su voz y su manera de columpiar al lector entre las palabras como pocos lo han hecho.

Dentro de todo este talento también se encontraba un hombre enamoradizo en exceso, muchas mujeres pasaron por sus brazos y fueron parte de su vida, Pamela Hansford Johnson su primera novia y casi que su primera vez, Wyn Henderson, Caitlin Macnamara su esposa y con quien tuvo una relación tan polémica y movida como la vida de ambos, esta relación la comparó en una de sus cartas como “una carne cruda sangrante”, también la escritora americana y principal exponente del catolicismo de izquierda Emily Holmes Coleman catorce años mayor que él, la actriz de teatro Ruth Wynn Owen quien se convirtió en una de sus amantes durante y entre sus relaciones mas estables, la escritora Edith Sitwell, Margaret Taylor con quien no tuvo ninguna relación amorosa pero agradeció por su gran ayuda en sus últimos años de vida y finalmente quien se dice que fue la última persona que lo vio con vida Elizabeth Reitell antes de beberse los dieciocho tragos en la taberna White Horse.

Todas ellas y alguna mas son las protagonistas de este trabajo en el que se reúnen casi todas las cartas que fueron escritas por puño y letra del gran Dylan Thomas, como es lógico para quienes lo hemos leído la manera en que el poeta escribe es implacable, es una casa y un corazón  abierto cuando toca hablar de sus sentimientos, sus formas liricas mientras escribe son mágicas aunque no duda en ser violento y radical cuando opina sobre la poesía y de su pasión por ella, las letras son sagradas para Dylan y no duda en criticar fuertemente cuando habla de sus lecturas o cuando algunas de estas mujeres se atreve a pedirle su opinión personal sobre algún escritor o libro.

Su ambición literaria y sentimental queda plasmada en muchas de estas cartas, no teme aceptar cuando se equivoca ni mucho cuando acierta. Sus palabras y frases a veces son irónicas, directas, amorosas y también reflexiona sobre su vida y la de quienes lo rodean. Su sensibilidad fue única y aunque la podemos palpar en sus poemas es aquí en la intimidad de unas cartas donde mejor se puede apreciar. Resalta su miedo a la bebida viniendo de alguien que vivió y sobrevivió bebiendo toda su vida, teme por el futuro que se le acerca para matarlo en forma de una botella.

Es muy curioso cómo podía amar a tantas mujeres al mismo tiempo, al observar las fechas de cada misiva como se entremezclan entre ellas y como luego de leerlas todas uno nota como su faro principal sentimental era Caitlin Macnamara. “Cartas de Amor” es un libro de misivas apasionadas por un escritor que fue pasión pura en su forma de escribir y pasión absoluta en su forma de vivir.         

“Cartas de amor”
Dylan Thomas
Editado por Editorial Siberia (2013)
179 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada