sábado, 22 de junio de 2013

“Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas” – Carlos Prieto


Ignacio González Vegas mejor conocido como Nacho Vegas realmente salta a la fama internacional y a ser un personaje mediático cuando comparte su nombre junto a Enrique Bunbury en aquel trabajo de nombre “El tiempo de las cerezas” en el año 2006, pero antes de esa grabación ya muchos buscábamos desesperadamente su trabajo como solista luego de su época con Eliminator Jr. y uno de los grupos underground mas importantes de España, los Manta Ray.  

Nacho Vegas es un hombre que ha vivido todos los infiernos que siempre suelen ir de la mano de aquellos que tienen talento de sobra, infiernos que se componen de pánico, amor, soledad, miedo, dolor y por supuesto una gran cantidad de drogas junto a todo tipo de excesos y abusos; la música y las letras de Nacho Vegas son alimentadas con cada uno de estos sentimientos y llevadas al súmmum con un mundo rodeado de esas drogas y experiencias duras, esto muy bien enmarcado dentro de un género que se pasea entre el folk y el rock, altamente influenciado por genios de la talla de Leonard Cohen, Bod Dylan, Nick Cave, Tom Waits, Nick Drake y Will Oldham entre otros, todos estos nombres han influenciado el talento musical de Nacho Vegas creando canciones llenas de malditismo del más duro que se pueda escuchar, donde su música y prosas son una manera de exorcizar lo que vive a diario.

Este trabajo no solo es esencial para los fanáticos de Nacho Vegas también puede serlo para los que quieren conocer un poco mas de uno de los artistas que cambia con su presencia y su historia personal la música indie española, un artista que logra renovarse desde sus comienzos o mejor dicho madurar como músico y ser humano casi que con cada trabajo que logra editar. Un personaje que es una trinidad en sí mismo: Nacho el real, el maldito y el personaje de las canciones, a estos tres Nachos vamos a conocer profundamente gracias a este trabajo editado por Lengua de Trapo y escrito por Carlos Prieto.

“Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas” es un resumen histórico de su vida, centrado esencialmente en su peor momento, en esa etapa de su vida que lo moldea y que básicamente lo lleva a ser el Nacho Vegas que conocemos hoy; el libro es un análisis profundo tomando varias entrevistas que ha dado a lo largo de su carrera y también extractos de conversaciones con sus amigos fieles y otros ya no tan amigos, el eje de este libro se centra en lo que sería su segundo disco “Cajas de música difíciles de parar” editado en el año 2003 donde Nacho decide ser casi que punta de lanza dentro de la música indie española y se abre totalmente a contar de manera desencarnada su vida sin cuidado alguno  de el que dirán, esto obviamente sacude a la critica que se dividió en dos partes, los que lo aplaudieron y los moralistas que siempre creen que el arte debe tener un límite y que un artista tiene siempre una raya que no debe atreverse a pasar. Nacho Vegas es fácilmente uno de los primeros artistas españoles que habla abiertamente de su enganche con la heroína y otras drogas en gran parte de sus canciones y esto lo marca como un músico maldito dentro del genero indie español.

Carlos Prieto sabe muy bien hilar la historia de la vida de Nacho Vegas junto con todo el contexto político, histórico, poético y musical que vivía España en cada uno de los momentos en que el cantautor claramente se dedica a sobrevivir emocional, social  y musicalmente. Aquí vamos a explorar detalles íntimos que algunos no conocen como la historia de “El Ángel Simón” que solo los mas fanáticos de Vegas sabemos gracias a el libro autobiográfico ficcionado de nombre “Política de hechos consumados” que Nacho publica por aquel año 2004 pero ahora gracias a Prieto se abre esa herida profunda que deja su padre y la marca que lleva Vegas a su espalda con la muerte de su progenitor, el sufrimiento de la situación familiar y de esa España tan turbulenta políticamente hablando con la crisis de la izquierda que termina en el suicidio de su padre abusando de su cuerpo al no parar de beber, fumar y comer indeteniblemente buscando fallecer de esa manera lográndolo estoicamente, Nacho acepta que su padre es su sombra y que no lo podrá dejar nunca en paz. Otros temas que resaltan son su bisexualidad y experimentación en busca de amor o la relación con su primera novia Beatriz Concepción pero sin duda el tema más importante es su matrimonio de amor y odio con la heroína, las drogas en general y los abusos.

El capítulo dedicado a su relación y fuerte enganche con la heroína, es la parte de el libro más dura y complicada de digerir, Vegas no se justifica pero tampoco busca dar vueltas mas profundas al asunto, Nacho cuenta sin remordimiento alguno “Yo no quería quitarme el aburrimiento, yo rara vez me aburro; quería quitarme la tristeza y el caballo era la droga indicada…”; el problema con su adicción es que al intentar dejarla fue cambiando de drogas y su hundimiento era cada vez mas profundo en cada una de ellas, de la heroína a la coca inyectada, luego metadona y finalmente el alcohol, afortunadamente su desenganche se logra al ver que la droga afectaba su trabajo y sus composiciones, solo de esta manera logra curarse y comenzar nuevamente.

Finalmente el libro cierra con un capítulo dedicado a las influencias literarias que lo marcan desde adolescente donde cuenta el gran impacto que causaron en sus canciones autores como Salinger, el realismo sucio y la poesía de Raymond Carver, Fernando Pessoa, Leopoldo María Panero,  las historias extremas de Dennis Cooper, Bret Easton Ellis y Michel Houellebecq entre otros.

En resumen, he disfrutado mucho la lectura de esta caja de música con hojas porque soy un acérrimo fan de todo lo que ha hecho Nacho Vegas y que hasta la fecha aun no me ha decepcionado. Como dije anteriormente es un trabajo para los más fieles seguidores de Vegas y para los que quieren conocer a este ser humano que ha conseguido gracias a su música sobrevivir a la soledad, el miedo, el amor y las drogas.     

“Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas”
Carlos Prieto
Editado por Lengua de Trapo (2012)
192 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada