martes, 12 de agosto de 2014

“Los Maletines” – Juan Carlos Méndez Guédez


Mi primer encuentro con el trabajo del escritor venezolano Juan Carlos Méndez Guédez fue con su novela “El Libro de Ester” hace ya un buen tiempo, un libro que despertó mi interés en su manera de trabajar la novela contemporánea venezolana, una excelente historia de que puede ser calificada de formación juvenil. Mi segunda experiencia fue con “Arena Negra” un libro hermoso, melancólico y muy poético. Un trabajo en el que apostaba contarnos lo que sucedía en la mirada de los que se van de un lugar dejando atrás el pasado rodeado de letras en forma de alfabeto, parafraseando a el gran poeta Eugenio Montejo que  siempre decía que el mundo son letras que hay que descifrar y justamente eso era “Arena Negra”, letras y sentimientos en forma de fragmentos literarios.

Pero ahora en su nueva obra “Los Maletines” presentada por Ediciones Siruela me sorprende el autor con una nueva voz y una nueva manera dentro del estilo al que nos tiene acostumbrados Méndez Guédez en la construcción de cada uno de los personajes. Una novela que se puede considerar negra y de intriga en la que se muestra una Venezuela actual con tantos problemas y pocas virtudes tan difíciles de encontrar en la actualidad venezolana. En esta nueva novela Juan Carlos Méndez Guédez sigue teniendo una prosa poética con la que hábilmente colorea tantos momentos violentos que uno atraviesa junto con los personajes en el transcurso de su lectura. “Los Maletines” es una obra que puede causar polémica dependiendo del punto de vista de cada uno de sus lectores y es casi seguro que pueda molestar a uno que otro de los que le encanta negar la realidad diaria venezolana.

Donizetti es el personaje principal, trabaja para el gobierno venezolano desempeñando un cargo dentro de una agencia de noticias en las que es necesario maquillar las estadísticas diarias y las noticias que no se pueden ocultar del día a día en Venezuela, divorciado con un hijo que básicamente lo ignora y una hijastra que lo adora, su ex - esposa a diario le pide que recuerde el dinero mensual que debe aportar para su hijo, dos casas que mantener y diariamente vive con lo que sucede en el país. Debido a su situación monetaria decide aceptar unos trabajitos para tener mas ingresos y este nuevo trabajo sería trasladar sospechosos maletines alrededor del mundo con la única condición de jamás preguntar que lleva en ellos, dinero rápido, todo pago y una buena suma en el banco al regresar. Todo se va complicando poco a poco a medida que viajes van y vienen, es entonces  donde aparece Manuel un fanático del boxeo y que todo lo que le sucede lo asociará con grandes peleas de la historia, Manuel es una gran amistad del pasado que sigue intacta a pesar de todas las diferencias que pueden existir entre ambos y del tiempo que ha pasado entre ellos, siendo justo desde este encuentro cuando ambos deciden dar una vuelta radical a sus vidas plagadas de violencia, escasez, miedos, hostilidad y delincuencia desatada, llevándolos por un viaje donde serán casi que dos espías perseguidos. Todo esto llevara a Donizetti a ver la realidad de la violencia con las expropiaciones que hace el gobierno, los secuestros, el terror y las palizas que es el pan nuestro de cada día en esta Venezuela revolucionaria.

Es una obra en la que el autor sabe mezclar muy bien actualidad, personajes violentos y una intriga de novela negra que la hace difícil dejar de leerla. Una novela venezolana en la que por supuesto uno va a encontrar momentos con humor y esa picaresca criolla que caracteriza al venezolano. Una obra que sin lugar a dudas nos representa como país actualmente, una historia donde hay un anti héroe como protagonista que a pesar de no ser honesto es capaz de arriesgar mucho o quizás todo por su familia y por una amistad en la que ambos deciden hacerla inquebrantable.    

Juan Carlos Méndez Guédez escribe con palabras que a veces rozan la melancolía del que se ha ido de su país sin desconectarse del día a día que viven sus amigos y lectores venezolanos, mientras uno lo lee como el que tiene el gran deseo de ver el presente como un terrible pasado pero con un posible futuro maravilloso.   

Escribir sobre una novela que al menos en mi opinión como lector nos representa como sociedad en la actualidad no es tarea fácil. Que Venezuela sea ahora mucho mas conocida por sus políticos corruptos, la situación actual de escasez en medicinas e insumos de primera necesidad y la delincuencia, sumado a sus decenas de muertos los fines de semana a causa del hampa, mientras en el pasado nos conocían como un país de belleza femenina muestra que las cosas no marchan para nada bien. Afortunadamente tenemos una gran cantidad de escritores jóvenes en el país que se están encargando de contar y dejar por escrito nuestra historia contemporánea y de esta forma dejar una muestra de lo que se convirtió y sigue convirtiéndose Venezuela.

“Los Maletines” es una de las mejores novelas que he leído y con mucho gusto en lo que va del año 2014. La leí en un solo fin de semana mientras luchaba con un quebranto y una gripe que me tenía en cama logrando que no soltara la novela hasta terminarla, creo que ese es el mejor regalo que uno puede hacerle a un escritor disfrutarlo leyendo sin ganas de soltar el libro.

“Los Maletines”
Juan Carlos Méndez Guédez
Editado por Siruela (2014)
386 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada