martes, 24 de abril de 2012

“El asesino dentro de mí” - Jim Thompson



Uno de los mejores exponentes de la novela negra y policiaca es Jim Thompson, muy conocido por su alta calidad en la creación de personajes psicópatas y asesinos dentro de la literatura; dos de sus trabajos mas resaltantes aparte de “El Asesino dentro de mi” son “1280 Almas” (100% recomendable) y “Noche Salvaje”, ha trabajado como guionista de cine y junto a directores como Stanley Kubrick y Bertrand Tavernier creando un estilo muy personal dentro de este genero de la literatura que pocos lo saben tratar con tal precisión y talento.

“El Asesino dentro de mí” es publicado originalmente en el año 1952 y según la critica es cuando Thompson llega a su madurez como escritor y crea uno de los personajes mas desagradables y violentos en libro alguno para ese momento; una de sus anécdotas es que este libro se llegó a vender a escondidas en algunas librerías por su fuerte carga de violencia, misoginia, racismo y agresividad.

La novela fácilmente es una versión de el clásico de Robert Louis Stevenson “Dr. Jekyll y Mr Hyde” pero situada en un estado sureño de los Estados Unidos. Lou Ford es un Sheriff que no usa ni arma ni rolo, un Sheriff que gran parte de el pueblo admira, lo adora por su bondad y educación, incapaz de actuar de manera violenta delante de sus vecinos y de los habitantes del pueblo, un caballero en todo el sentido de la palabra. “El Asesino dentro de mi” es narrada en primera persona y esto ya nos invita a entrar a la mente de Ford y lo que el llama su “enfermedad” (la misma enfermedad que habita en el personaje creado en los libros de Jeff Lindsay y convertida posteriormente en la exitosa serie “Dexter” a diferencia que Dexter la controla pero Ford la disfruta, la vive y se autodestruye con ella). Lou Ford es un racista, misógino y enfermo de violencia que solo desea destruir a todos los que lo rodean de la manera mas visceral y violenta que pueda mientras se cae a pedazos internamente, un excelente lector que se inyecta medicamentos para sentirse eufórico y poder sentirse mas agresivo y que su mente no se detiene ni un segundo.

Las escenas de violencia son inolvidables y me recuerdan mucho “American Psycho” de Bret Easton Ellis por la manera cinematográfica y visual en que se encuentran narradas. El relato en general impacta por su opinión sobre el genero humano, las mujeres y su necesidad de solo transmitir su odio hacia los demás; el capitulo 13 es de una carga de las mejores que he leído en mucho tiempo. El personaje Lou Ford se encuentra construido de una manera formidable, absolutamente redondo al mejor estilo de un Patrick Bateman de “American Psycho”, de hecho encuentro muchas similitudes entre “American Psycho” y “El Asesino dentro de mi” en mas de una oportunidad; Ford sabe muy bien desde el comienzo que su violencia solo tiene un final que es su autodestrucción placentera y sádica.

Existe una adaptación cinematográfica reciente llevada a cabo por Michael Winterbottom en el año 2010 de una calidad impresionante, una de las mejores adaptaciones que se han llevado a la gran pantalla, Casey Affleck lleva sobre los hombros el personaje de Lou Ford de una manera magistral como pocos pudieron haberlo llevado a cabo, la película cumple perfectamente el libro palabra por palabra y capitulo por capitulo, para los que no pueden conseguir el libro pueden ver fácilmente la adaptación a la pantalla grande y disfrutaran exactamente el libro. Uno de los pocos libros que uno puede disfrutar su adaptación perfectamente, sumado con todas las actuaciones que le dan un impacto genial al resultado final.

Como ya es habitual en mis lecturas no es un libro fácil ni sencillo para los que buscan algo entretenido y ligero, es un libro con altas dosis de violencia y que no existe absolutamente nada que le sobre ni que le falta. Jim Thompson sin duda demuestra con este libro que es muy difícil suplantarlo dentro de este tipo de libros que solo un selecto grupo de personas puede terminar de leer.

Absolutamente recomendado.

“El Asesino dentro de mí”
Jim Thompson
Editado por RBA (1952 / 2010)
240 páginas




No hay comentarios:

Publicar un comentario