miércoles, 23 de enero de 2013

“ROTTEN – No Irish, No Blacks, No Dogs”” - John Lydon


“I am an Anti – Christ.
And I am an anarchist.
Don’t know what I want,
But I know how to get it.”
- Anarchy in the U.K.

El punk es de esos géneros en la música que solo se tienen dos opciones o se ama o se odia, no existe término medio y no hablo de eso que lamentablemente algunos conocen como “punk” ese de ahora edulcorado de distorsión a medias y letras emo (si es que eso existe todavía) y no en lo contestatario ante los sistemas de gobierno y las sociedades en general, bandas como The Ramones, The Damned, Buzzcocks, The Stranglers o The Clash fueron parte importante de la explosión punk alrededor del mundo que con el pasar del tiempo el estilo como todo se fue dividiendo en subgéneros y derivados musicales e influenciando a otros estilos que parecieran tener poco en común con el punk pero su verdadera raíz viene de ahí, en muchos casos son muy pocas las bandas que se puede decir que aun quedan fieles a sus raíces de rechazo a todo lo que para el ciudadano común y corriente se ha convertido en algo normal y aceptable en su entorno como sociedad; pero sin duda alguna una de las bandas que causó mas comentarios y batallas entre la sociedad británica y los punks (hasta hoy en día se mantienen las discusiones de si ellos son Punk o no lo son) fueron y serán los Sex Pistols.

Estos ingleses lograron pasar a la historia de la música y del punk casi como los creadores de un género gracias a todos los hechos e historias apócrifas que los acompañaron a lo largo de su corta carrera tan llena de excesos, violencia y con dos personajes que quedarán por siempre recordados en la historia de la música como lo son el fallecido Sid Vicious y John Lydon mejor conocido como Johnny Rotten quien se conserva aferrado a sus ideales punk y rebeldes hasta el día de su muerte. Pero la idea de este blog no es contar la historia de un género musical, la idea es comentar mis lecturas y compartir opiniones con los que amablemente visitan este espacio; así que hablaré de este libro llamado “Rotten – No Irish, No Blacks, No Dogs. La autobiografía autorizada de Johnny Rotten, cantante de los Sex Pistols”.          

Desde siempre he simpatizado mucho con el Punk y su manera de ver los gobiernos, la sociedad y los sistemas de estado en general aparte de la gran influencia que significó para muchas de las bandas que existen y existirán en el futuro, así que al conocer que la versión en español de esta autobiografía había sido publicada era obvio que iba a leerlo con mucho interés y sumarlo a mi biblioteca personal. Sex Pistols fueron amados y odiados de la misma forma  y con la misma intensidad por todos los que los conocieron y escucharon por primera vez en Inglaterra y luego a nivel internacional gracias al boca a boca sumados a todos sus escándalos lograron expandir su mensaje de anarquía alrededor del mundo. Johnny Lydon mejor conocido como Johnny Rotten fue y es el front man (cuando deciden reunirse de vez en cuando por mas que digan que jamás lo harán) y para muchos es la verdadera imagen del Punk como aptitud, pensamiento y estilo.

A pesar de que el período de vida de los Sex Pistols como banda si acaso llega a 4 años con un solo trabajo discográfico y unos cuantos sencillos editados lograron llevar internacionalmente un movimiento y una bandera que hasta el día de hoy su nombre da de que hablar; los Sex Pistols fueron vistos como unos posers dentro de la escena Punk, los vieron como un producto hecho por un empresario y diseñador de ropa Malcolm McLaren el cual toda su juventud se vio radicalmente atraído por la organización de intelectuales y artistas conocida como la Internacional Situacionista y logra ver en estos jóvenes y personajes de un sector bien pobre del reino unido su sueño de crear la provocación que necesitaba y mover las bases sociales de una silenciosa la sociedad británica, en especial al conocer a Johnny Rotten quien llenaba todos los requisitos necesarios para ver su sueño cumplido.

Hasta aquí parte de lo que se conoce de la historia de los Sex Pistols; pero en esta biografía escrita por uno de sus actores principales John Lydon se encarga de desmentir y desmitificar a gran parte de los protagonistas que aparentemente conocemos dentro de la historia de la banda y de el movimiento punk, así como limpiar, aceptar sus desastres, abusos y contar su versión de la intensidad dentro de la historia de los Pistols y de una época que Inglaterra no olvida.

“Rotten – No Irish, No Blacks, No Dogs” es tal cual lo que conocemos como una biografía muy bien detallada de los hechos, porque Lydon decide contarnos su historia familiar casi paso a paso y año tras año, sus luchas permanentes con sus padres, la gran pobreza que lo rodeaba desde su niñez, su terrible etapa como estudiante para ciertas materias mientras en otras brillaba y como la meningitis a los seis años de edad le roba la visión de uno de sus ojos, esto sumado a estar permanentemente enfermo durante un largo tiempo le cambia radicalmente su vida siendo tan solo un niño; quizás esta parte de la historia se haga un poco pesada por la gran cantidad de detalles que cuenta de las calles y la situación pobre de gran parte de los irlandeses y los ingleses que lo rodeaban. El libro alza vuelo cuando aparece McLaren y Lydon comienza realmente a contarnos su versión de cómo se forman los Sex Pistols, es de esperarse que McLaren no queda en lo absoluto bien parado cada momento que lo menciona, de hecho para Johnny Rotten es él y Sid Vicious quienes destruyen la banda que agitaba a todo el imperio británico. Un detalle que comenta con alto desagrado  es la intención de McLaren de convertir y llevar poco a poco a la banda hacia un estilo mas Rod Stewart en su mejor momento y como Sid Vicious era parte de el plan sin darse cuenta, conocemos la auto destrucción de Sid gracias a su inmenso ego, todo tipo de drogas en exceso y la sombra negra que lo acompañaba hundiéndolo cada vez mas y mas Nancy Spungen, Lydon acepta fríamente en esta biografía que al conocer la muerte de la famosa pareja le resultó imposible no sentir algo de alegría por la desaparición física de Nancy y ni un solo instante de tristeza por la muerte de Sid;  justifica como la violencia ha sido y es parte importante de la historia del punk aunque trate evitarse a toda costa. Los juicios post era Sex Pistols con disqueras y con el mismo McLaren, su actual odio hacia lo que se ha convertido la música, los músicos en general y la hipocresía de todos esos que se hacen llamar luchadores contra la pobreza y el hambre con su música.

Son muchos pero muchos los detalles que se pueden encontrar en este libro y álbum de fotos que Johnny Rotten se ha encargado de rescatar personalmente de los sobres llenos de recortes familiares para compartirlas con los fanáticos del punk y de una de las bandas más importantes que han existido en su género.

Como dije anteriormente, al principio su lectura se puede volver bastante lenta y pesada con la cantidad de detalles familiares y personales que lo hicieron tener esa personalidad anti todo como lo conocemos actualmente, pero sin duda es un libro escrito a corazón abierto y por sus propios protagonistas, no se busca leer a Faulkner o Hemingway solo vamos a encontrar a un Punk que ha decidido que ya era hora de contar y escupir sobre hojas su versión de la historia que a muchos puede molestar pero a fin de cuentas Johnny Rotten toda su vida y cada día que le quede vivirá única y exclusivamente queriendo eso, molestar, sacudir y mover los cimientos sobre los que se sostienen todos los conformistas y los que se hacen llamar normales en cada sociedad.

Miles lo odian y lo llaman falso, miles lo pueden criticar y decir de Johnny Rotten lo que quieran pero gracias a este punk (palabra que odia y detesta) muchos jóvenes tuvieron las ganas de gritar en un micrófono todo los que le parece mal, lamentablemente en la actualidad muchos punks han decidido jugar con los chicos malos de los gobiernos en muchos lados del mundo, afortunadamente existe todavía un John Lydon aka. Johnny Rotten que no le tiembla la voz para decir lo que considere que se encuentre mal y que gracias a Rotten hay dos himnos de un genero musical que siempre van a estar permanentemente sonando y gritando dentro de la historia de la música “Anarchy in the U.K.” y “God Save the Queen”.

“ROTTEN – No Irish, No Blacks, No Dogs”
John Lydon
Editado por A. Machado Libros (2007)
390 páginas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada