miércoles, 4 de septiembre de 2013

“Necesidad de libertad” – Reinaldo Arenas


Reinaldo Arenas fue una de las voces que mas ha gritado la palabra “Libertad!” ante la espantosa dictadura de Fidel Castro, un poeta y narrador que a pesar de haber creído en un primer momento en la lucha de estos barbudos también fue uno de los primeros en darse cuenta el camino torcido hacia donde se estaba dirigiendo esa Cuba que soñaba libremente y que durante tantos años le ha sido negada, jamás dudó en levantar su voz con sus escritos y palabras contra esa pesadilla que se ha convertido la dictadura dantesca de Fidel Castro destruyendo un país y generaciones enteras.

Este gran poeta nace en Holguín en el año 1943 creciendo entre campesinos y como tantos otros las letras lo atraparon desde niño convirtiéndose gracias a ellas en uno de los mas grandes poetas latinoamericanos, lamentablemente como tantos otros jóvenes creyó en esa revolución que se encargaría de cobrarle y tratar de arrebatarle todo ese talento con amenazas, miedos, terror y violencia solo por el simple hecho de crear belleza porque como el mismo Arenas siempre decía las dictaduras no ven la belleza porque no pueden crear, solo destruir. Su orientación sexual y su rebeldía contra ese régimen comunista lo llevó a ser un perseguido político, una no persona y a estar preso en la terrible cárcel del Morro, a pesar de su apoyo en un primer momento al movimiento revolucionario sus escritos y su homosexualidad lo convertirían en un objetivo de la revolución junto a escritores de la talla de Virgilio Piñera, Lezama Lima o Heberto Padilla a quien en Cuba no se conoce lamentablemente tanto por su talento, se le conoce mejor por lo que se llamó el terrible “Caso Padilla”.

Es en 1980 cuando Reinaldo Arenas logra escapar de la isla en lo que se conoció en la historia como el “Éxodo de Mariel” que según las propias palabras de Castro se otorgaba ese permiso para salir de todos los desperdicios humanos de la isla, Arenas a pesar de su prohibición absoluta de salir de Cuba y esa persecución indetenible logra escapar en este éxodo cambiando una simple letra en su pasaporte, es así que llega a New York donde aproximadamente diez años después decide escaparse nuevamente pero esta vez tomando su propia vida luego de luchar contra el virus HIV, no sin antes enviar una muy emotiva pero fuerte carta a todos sus amigos y gran parte de la prensa internacional en la que culpaba a Fidel Castro de su muerte junto con la muerte de tantos otros escritores y compatriotas cubanos. Durante sus años en libertad se encargó de visitar cualquier lugar del mundo donde lo invitaran para pelear y derribar el mito que escritores, políticos y artistas de la izquierda acomodada, de esos que aceptan invitaciones con todo pago y disfrutan de las mieles que dan los países comunistas a sus alabadores de oficio hablando bien de un gobierno asesino como el cubano; es en su biografía de nombre “Antes que anochezca” donde se aprecia mas intensamente esta lucha permanente de Arenas contra estos vividores de las letras políticas.      

Es lamentable tener que resumir en poco espacio la vida de uno de los escritores que mas he admirado y leído desde mi juventud, pero este post es para mencionar la reciente aparición del excelente libro “Necesidad de libertad” de Reinaldo Arenas publicado por la Editorial Point de Lunettes.

“Necesidad de libertad” es una caja de pandora que al comenzar su lectura encontramos un compilado de cartas, ensayos cortos, poemas sueltos y opiniones de Reinaldo Arenas donde como dice su presentación es un grito de desahogo y de verdades que muchos por complacencia o por intereses monetario se niegan a ver o decir, donde Reinaldo señala sin miedo alguno a esas prostitutas literarias y políticas que se han prestado para mantener un régimen que mantiene a un país entero desde hace 50 años en la miseria y con la amenaza diaria de muerte y acoso por no pensar como piensa el gran hermano.

En este trabajo Arenas grita todos los sufrimientos que tuvo que vivir y sobrellevar desde la aparición de los barbudos en la isla de Cuba, de como ese sueño de un mejor futuro terminó siendo una pesadilla de la que por medio siglo aun no pueden despertar. En “Necesidad de libertad” Arenas cuenta la persecución a la que sus amigos y familiares fueron victima desde que se encontraba en la Universidad cuando lo expulsan por dudosa moralidad e ideología política; de cómo crean los campos de rehabilitación para homosexuales, el miedo de cómo lo que escribía si caía en las manos equivocadas llegaba de inmediato a la policía, leyes como la de “Peligrosidad”, el “Diversionismo ideológico” o la “Protección de la familia” eran simples teatros para perseguir, acosar y humillar a todo aquel que se atreviera a opinar libremente o criticar a viva voz lo que estaba mal.

A resaltar su ataque frontal y directo a las prostitutas literarias de Fidel Castro, Gabriel García Márquez en el articulo “Gabriel García Márquez, ¿esbirro o es burro?”  y Julio Cortázar “Cortázar, ¿senil o pueril?” o Jean Paul Sartre entre otros quienes sirvieron de doncellas para repartir por el mundo a viva voz las supuestas maravillas y logros de la revolución cubana mientras los escritores y artistas cubanos luchaban por publicar y opinar libremente siendo acosados, perseguidos y fusilados en campos de concentración impunemente por el régimen comunista de Fidel Castro. O engendros burocráticos como Silvio Rodríguez que se encargaron de decir a todo “Si” por intereses monetarios convirtiéndose en chivatones ante el estado represor o la homosexualidad rehabilitada de Pablo Milanés que muchos desconocen.

Siempre he tenido una admiración inmensa ante el trabajo como poeta y narrador de Reinaldo Arenas y el hecho de conocer su lucha y terrible historia hizo que mi admiración y mi respeto hacia él creciera aun mucho mas con cada lectura, luego de terminar de leer “Necesidad de libertad” donde tantos temas pudo expresar libremente costándole tanto dolor y sufrimiento se hace realmente imposible mencionarlos todos ya que son de una carga emocional muy fuerte y directa.

Reinaldo Arenas quienes lo conocieron cuando visitaba Venezuela lo recuerdan como un hombre muy tímido, educado, silencioso pero fuerte en la defensa de sus ideas y de la libertad de todo ser humano; pocos saben que amaba a Venezuela tanto como a Cuba, Venezuela fue un país donde logra hacer muy buenos amigos y por quienes siempre se preocupaba preguntando por ellos sin importar el lugar que se encontrara, siempre decía con una gran sonrisa en su rostro que su segunda patria era Venezuela y que los intelectuales de esta tierra siempre lo apoyaron y quisieron como un escritor nacido en este país.

“Necesidad de libertad”
Reinaldo Arenas
Editado por Point de Lunettes (2013)
376 páginas

5 comentarios:

  1. Este texto me obliga en entrarle a los dos libros de Arenas. Gracias mil por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil Gracias Abraham! Tu visita a mi blog es un orgullo...

      Eliminar
  2. Leí Antes que Anochezca cuando tenia trece años,a partir de allí comenzó mi pasión por la lectura y por la historia cubana. Era el año 2002, después de lo que había leído, no podía entender esa alianza de Venezuela con Cuba, que beneficio tenia eso. El gobierno en su momento hablaba maravillas de Cuba, pero mis libros decían otra cosa. Así que en el año 2005, a mis 16 años, decidí ir a Cuba,estuve un mes viviendo como cubana, en casa de la familia de unos amigos que conocí acá en Venezuela. Quería vivir mi libro y lo hice. Recorrí su calles recordando a Reinaldo. Ese libro marco mi vida. Gracias por compartir en ese blog un poco de la historia de este maravilloso escritor. Me gustaría saber donde puede encontrar otros libros de Reinaldo Arenas.

    Saludos, Mel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Mel, que grato saber que alguien como Reinaldo Arenas hizo contigo lo que siempre desea un escritor... Busca en el Facebook a la "Librería Estudios La Castellana" y por via twitter @LibrosEstudios.

      Ahí puedes encontrar otros títulos de Arenas.

      Gracias por leer y comentar!

      Eliminar
  3. Qué buen acercamiento a su obra, ilustre librero. Ya lo hablamos en persona. Leyéndolo.

    ResponderEliminar