viernes, 15 de marzo de 2013

“Basura” – Héctor Abad Faciolince


Un edificio, un escritor retirado con dos novelas publicadas que fueron destruidas por la crítica en su momento y algunos otros le otorgaron sus quince minutos de fama y gloria, un vecino amante de la literatura descubre sin intención alguna quien es este escritor ermitaño que ha decidido guindar sus guantes porque cree conocer sus limitaciones como escritor y considera que su prosa es muy pobre y de muy baja calidad, sus escritos son para consumo propio porque este ex -  escritor de nombre Bernardo Davanzati solo trabaja para él, solo él se lee mientras se escribe para consumo propio de vida o para poder seguir respirando, después de escrito o terminado a medias todo va directo a la papelera, a la “Basura”. Y esta es la palabra que da nombre a este libro poco conocido de Héctor Abad Faciolince a quien aparte de leer cada vez que puedo de manera consecutiva sus columnas en prensa y revistas es imposible olvidar su hermoso libro a venas abiertas sobre su padre “El olvido que seremos” y aquel fuerte “Angosta” con esa intensa carga y critica política a todos los extremos y todos los ismos.

“Basura” es considerada por algunos críticos la novela quizás mas experimental de Héctor Abad Faciolince  y me atrevo a decir que es la mas abierta a sus meditaciones filosóficas disfrazadas bajo el nombre de Bernardo Davanzati, la historia se construye como dije anteriormente cuando el vecino lector encuentra en la basura de su edificio unas hojas a medio destruir escritas siempre a mano con una caligrafía muy cuidada y de manera inmediata las asocia que su vecino escritor retirado dando comienzo a unas visitas diarias durante un año a buscar entre los desperdicios, restos de comida y hojas rotas en pedazos en el basurero del edificio esa entrega vital de los escritos tan dispersos de Davanzati, quien se nos presenta como un escritor amargado, introvertido, que jamás sonríe a sus vecinos ni responde un saludo, que se mantiene vivo porque simplemente no puede parar de escribir, a quien ha salvado la literatura de una salida rápida y mortal, cada día, cada entrega llega a ser casi que totalmente diferente una de otra, escritos con una alta carga filosófica y humana con momentos llenos de odio y misantropía radical. Faciolince sabe de manera muy ágil abrirnos camino a las novelas dentro de la novela y sabe como ocultar sus pensamientos que quizás no se atreva a expresar a viva voz pero si usando un personaje como Davanzati mezclándolo hábilmente con una biografía de este escritor retirado.

Me ha gustado mucho la manera en que Faciolince ha creado este escritor penitente, como nos logra hundir en su vida y como en algunos momentos descubre que el amor por los libros, la lectura y el sobrevivir escribiendo puede ser tan grande como el respirar por un amor que se va por errores cometidos y sin duda Davanzati se encuentra pagando esos errores que carga como una cruz al hombro con mucho dolor pero que sabe muy bien que al escribir junto a  su adicción a los libros y la lectura llega en momentos o a veces para siempre a convertirse en un dolor de vida que se hace relativamente soportable. Los cambios de mode en cada entrega mueven fuertemente a uno como lector porque pareciera que cada capitulo se encuentra escrito por un personaje distinto, los temas que toca son los que en la literatura siempre vamos a encontrar el miedo, el amor, la soledad, el odio y el suicidio; pareciera que cada tema es tratado por una voz distinta pero no lo es, nos sabe disfrazar muy bien una historia dentro de otra historia.

En lo personal me ha gustado mucho, es un libro que probablemente en un buen tiempo lo visite de nuevo, es un libro escrito para rendir honor a los enfermos de literatura, una novela que incluye otras novelas con un amplio margen de estilos y maneras de contar una historia; como para los que escriben saben que deben escribir, escribir y escribir no para hacerlo bien solo para poder drenar todo lo que llevan por dentro y así sobrevivir, porque los personajes nos enseñan que leer y escribir incesantemente para algunos les salva la vida o la hace al menos un poco menos agobiante.

“Basura”
Héctor Abad Faciolince
Editado por Lengua de Trapo (2000)
256 páginas

5 comentarios:

  1. Tenía tiempo sin visitar tu Bitácora. Me gustó este artículo. Sólo una pregunta ¿Tendrás tiempo para visitar de nuevo este libro? Jajaja. Un fuerte abrazo librero.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por la visita estimado amigo Don Abraham!...

    Esa si es la pregunta interesante... Jajajajajaja un abrazo mi estimado amigo.

    ResponderEliminar
  3. Leer un libro por segunda vez, es un experiencia interesante, porque te acuerdas mejor de los detalles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos... absolutamente de acuerdo... Gracias por comentar...

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar